Bienvenidos

Rafael pintando su autorretrato, “Presentiae suae signum”, con una presencia indefinida. La imagen alterna con su obra “Hand of an extraordinary man” (El Cristo de las uñas sucias), en la que desea expresar la humanidad de Cristo.
Jesús, antes de ser profeta fue aprendiz y carpintero. La mano de un hombre que trabaja no disminuye en nada lo grandioso del hombre que más influenció nuestra historia.